sábado, 24 de octubre de 2009

Jessica Tandy

Jessica Tandy, actriz, nació en Londres el 7 de junio 1909 y fue educada en el Dame Alice Owen's School de Islington.

Se casó dos veces: la primera, entre 1932 y 1942, con el actor británico Jack Hawkins con quien tuvo una hija, Susan Hawkins (nacida en 1934); la segunda, entre 1942 y hasta el día de su muerte, con el actor canadiense Hume Cronyn. De este matrimonio nacieron sus hijos, Christopher Cronyn y la actriz Tandy Cronyn.


Después de trabajar en el mundo de la interpretación durante 65 años, Tandy llegó al estrellato cinematográfico en sus últimos años, interpretando papeles en películas de grandes estudios y dramas intimistas.

Ya desde joven, Tandy tenía la determinación de dedicarse al mundo de la interpretación, y su primera actuación fue en 1926 en el teatro en Londres. Sobre las tablas, dio la réplica a actores de la talla de Sir Laurence Olivier en la obra de William Shakespeare Enrique V, o a Sir John Gielgud en El rey Lear.

Después de separarse de su primer marido se trasladó a Nueva York, donde conoció al que sería su segundo esposo Hume Cronyn, actor canadiense con el que compartió escenario y pantalla en múltiples ocasiones. En 1944 hizo su debut cinematográfico en Estados Unidos en la película The Seventh Cross, y apareció en películas como El valle del destino (1945), Los años verdes (1946), en la que interpretaba a la hija de Cronyn, o Ambiciosa (1947). Después de ganar un premio Tony por la interpretación de Blanche DuBois en la producción original de la obra de Tennessee Williams Un tranvía llamado deseo, se concentró en el teatro y sólo hizo apariciones esporádicas en películas como The Light in the Forest (1958) o Los pájaros (1963).

El comienzo de los años 80 contempló el resurgir de la carrera de Tandy, con papeles en películas como El mundo según Garp, Amigos muy íntimos, Bajo sospecha (todas en 1982), Las bostonianas (1984), o el éxito Cocoon (1985), junto a su marido, con quien volvió a coincidir en Nuestros maravillosos aliados (1987) y Cocoon: El regreso (1988). En 1987 ganó un premio Emmy, por su papel en la película de televisión Foxfire. Sin embargo, el papel que la llevó a ocupar uno de los lugares de honor en la historia de Hollywood llegó en 1989. Ese año interpretó a Daisy Werthan, una testaruda anciana sureña judía en la película Paseando a Miss Daisy, que la hizo acreedora del Óscar a la mejor actriz. Ha sido la persona más anciana que ha ganado nunca ese premio, batiendo en casi un año la anterior marca que tenía en su poder el actor George Burns.

En 1990 se le detectó un cáncer de ovarios, pero ella siguió trabajando a pesar de su enfermedad.

Un año después consiguió una nueva nominación, esta vez en la categoría de mejor actriz de reparto, por su papel en Tomates verdes fritos (1991). Ese mismo año protagonizó Used People: romance otoñal (donde interpretaba a la madre judía de Shirley MacLaine), y coprotagonizó el telefilme The Story Lady (1991) junto a su hija Tandy Cronyn.

Posteriormente, Ni un pelo de tonto y Camilla (1994), y en la que coincidió por última vez con su marido. Camilla fue su última interpretación, y fue tan audaz como para, a sus 84 años y sabiendo que se estaba muriendo, tener una breve escena desnuda.

En 1991, Murió en su casa de Easton, Connecticut el 11 de septiembre de 1994, a la edad de 85 años.

0 susurros:

Publicar un comentario