martes, 27 de octubre de 2009

Náufrago

Chuck Noland es un ingeniero de sistemas de Fed Ex que lleva su vida personal y profesional como un reloj. Las exigencias de su trabajo le llevan a emprender viajes, a menudo sin previo aviso, a lugares lejanos. Ello le obliga a separarse de su novia Kelly. La frenética existencia de Chuck se detiene bruscamente cuando se estrella el avión en el que viajaba y se convierte en un naufrago en una isla remota, aislado del mundo en el entorno más desolado que quepa imaginar. Despojado de las comodidades de la vida cotidiana, debe atender en primer lugar a sus necesidades básicas de supervivencia: su prioridad es buscar agua, comida y un techo. Este consumado resolvedor profesional de problemas ha de aprender a solucionar el problema prioritario de su supervivencia física. Pero ¿y después, qué? Chuck se enfrenta entonces a la agonía emocional de la soledad.

Título original: Cast Away
Año: 2000
País: USA
Director: Robert Zemeckis
Reparto: Tom Hanks (Chuck Noland), Helen Hunt (Kelly Frears), Nick Searcy (Stan), Chris Noth (Jerry Lovett)
Género: Drama

Esta peli me asombró, lo reconozco. Cuando me hablaron de que trataba pensé que podía llegar a aburrirme, aunque claro está, el que trabajara Tom Hanks era un punto a su favor. Efectivamente la peli es grandiosa, no aburre en ningún momento y Hanks está increible, sobre todo si tenemos en cuenta que engordó casi 20 kilos para interpretar la primera parte de la peli. Después se hizo un parón de un año, donde Tom Hanks, aparte de dejarse crecer el pelo y la barba, adelgazó 30 kilos O_O

Uno de los personajes más importantes de Náufrago es Wilson, una pelota de voleibol fabricada por Wilson Sporting Goods, empresa de la que Chuck se sirve para darle nombre. La pelota juega un papel mudo que será la única compañía de nuestro protagonista, el que hace que mantenga la cordura y por el que casi pierde la vida por salvar.


Frases de la peli:

Nunca sabes lo que puede traerte la marea.

El tiempo es un tirano implacable. No le importa si estamos sanos o enfermos, hambrientos o borrachos. Si somos rusos, americanos, o incluso marcianos. Es como el fuego, puede destruirnos o calentarnos. Por eso, en cada oficina de FedEx hay un reloj, porque vivimos, o morimos en funcion del tiempo. Nunca le volvemos la espalda. Y nunca jamás cometemos el gran pecado: perder la noción del tiempo.

Yo la recomiendo totalmente, la puntúo con un notable alto y os dejo con el trailer. Disfrutadla.





3 susurros:

Valeria dijo...

Hola!!! de esta película me impresionó mucho -no sé por qué- la parte en que el tipo tiene una muela infectada y se la saca a sí mismo con un golpe que lo deja desmayado ...

Patri dijo...

¡¡Uuuuffff!! Esa parte creo que impresionó a muchos... ains...qué dolor...

Besotesssssssssss

Anónimo dijo...

;) altaa pelii XD

Publicar un comentario