domingo, 22 de octubre de 2017

Átame

 El joven Ricki es huérfano desde los tres años y toda su vida la ha pasado en diferentes instituciones sociales y reformatorios. Por su parte, Marina es una mujer que ha tenido problemas con las drogas y trabaja como actriz en películas pornográficas y de terror. Fascinado por ella, Ricki la rapta, dispuesto a hacer todo lo posible para que Marina corresponda a su amor. La animadversión inicial de la mujer, y sus vanos intentos de huir, van dejando paso a una progresiva hermandad entre ambos, finalmente convertida en auténtico amor.

Año: 1990
Género: Drama,
País: España
Título Original: Átame
Dirección: Pedro Almodóvar
Intérpretes: Victoria Abril (Marina), Antonio Banderas (Ricky), Loles León (Lola), Francisco Rabal (Máximo)

Es la octava película en la filmografía de Almodovar. Para rodar la escena de sexo estuvieron 9 horas, el sudor y el cansancio eran muy reales, curiosamente esta escena fue prohibida en Estados Unidos, donde, como curiosidad diré que su título fue "Tie me up tie me down" algo así como átame arriba átame abajo. Que por cierto, a la pobre Victoria abril le salió un herpes labial por culpa del esparadrapo.

En una de las escenas marina (Victoria Abril) da un consejo para curar las pezuñas agrietadas de los animales. Es un homenaje al padre de Pedro Almodóvar (el consejo era suyo).

Podríamos decir que la peli habla sobre el síndrome de Estocolmo de manera bestial, ya saben, victimas que le cogen apego a sus secuestradores, claro que en este caso no es precisamente apego lo que termina sintiendo Marina por Ricky. Supongo que ésto podría acabar en un debate en el cual no voy a entrar, aunque una de mis hijas  opina que debería ponerse en los institutos precisamente para hablar sobre el tema. ¿Ustedes que opinan?

La película a mí me encanta., probablemente sea por lo ochentera que es, o tal vez porque sale una actriz maravillosa como Victoria Abril, o simplemente porque es del grandísimno Almodovar.


Sobresaliente para una película que no deja indiferente a nadie.



0 susurros:

Publicar un comentario