lunes, 13 de noviembre de 2017

Señor dame paciencia

Cuando la mujer de Gregorio, un banquero muy conservador, muy del Madrid y muy gruñón, fallece repentinamente, éste se ve obligado a cumplir su última voluntad: Pasar un fin de semana con sus hijos y sus parejas en Sanlúcar de Barrameda para esparcir sus cenizas en el Gualdalquivir. Aquí es donde empiezan los problemas para Gregorio, ya que su hija Sandra está casada con Jordi, un catalán muy culé, que quiere llevar a su futuro nieto a un colegio bilingüe catalán-inglés en Barcelona, y al que el patriarca, por supuesto, no soporta. Su otra hija Alicia, está saliendo con Leo, un hippy anti-sistema al que Gregorio tampoco puede ni ver y Carlos, su hijo pequeño, con el que lleva seis meses sin hablarse desde que salió del armario, se presenta con su novio Eneko, un vasco de origen senegalés, un yerno que Gregorio jamás imaginó tener. Este viaje multicultural pondrá a prueba la tolerancia y la capacidad de perdonar de una familia tan disfuncional como cualquier otra, en el que tendrán que aprender a aceptarse los unos a los otros, con sus virtudes y defectos.

Año: 2017
Género: Comedia
País: España
Título Original: Señor, dame paciencia
Dirección: Álvaro Díaz Lorenzo
Intérpretes: Jordi Sánchez (Gregorio), Megan Montaner (Sandra), Silvia Alonso (Alicia), Eduardo Casanova (Carlos), David Guapo (Jordi), Boré Buika (Eneko), Salva Reina (Leo), Andrés Velencoso (Alejandro), Paco Tous (Padre Salcedo), Rossy de Palma (María)

Se grabó entre Madrid, Sanlúcar de Barrameda, y Chipiona. Siendo una de las playas elegidas, Las
Tres Piedras, de Chipiona. Concretamente se rodó en el restaurante La Manuela.

Frases de la peli:
  • "Joder... Vasco, negro y gay, ¿pero eso puede ser?"
  • "La vida es demasiado corta y maravillosa para dejar pasar las cosas bonitas."

Nos encontramos con una representación de la sociedad actual y de la España cañí (que todavía sigue coleando y lo que le queda). Tenemos a Gregorio, españolito a muerte, de los que se hace lo que él se diga, de los de antes, de esos que no admiten cambios. Por otro lado tenemos a sus hijos, un gay, una casada con un catalán y una tercera que aún no se ha terminado de centrar. En medio está María, la que todavía une esas dos sociedades, y es la que hace un papel fundamental, la que termina limando rencores, la que logra que todos cedan por el bien común y por la familia.

Una comedia genial, con partes en que el ataque de risa hizo que tuviera que parar la peli, y con lagrimillas al final. Unos actores y una dirección estupenda. La apruebo con un sobresaliente y les animo a verla.







0 susurros:

Publicar un comentario